Mientras oficiales de la Casa Blanca excusan al presidente George W. Bush, cientos de ciudadanos estadounidense están exigiendo que hagan una investigación sobre el porqué la administración Bush se fue a la guerra contra Irak. En la última tres semanas el grupo pro democracia de la Internet, MoveOn.org, consiguió 400.000 firmas en una petición que le exige al Congreso que forme una comisión independiente para investigar al gobierno de Bush y sus razones por hacer guerra. El 23 de julio el grupo ayudó organizar eventos en 12 ciudades para lanzar una campaña de base para responsabilizar a la administración por mentirle al público.

Mientras más y más tropas norteamericanas mueren cada día, se están levantando voces exigiendo audiencias públicas abiertas, de ambos partidos, e independiente. Kathleen McQuillan, directora de programa de Iowa para el American Friends Service Committee, le dijo a Nuestro Mundo, “La gente está más y más confundida e incierta”. En camino y al empezar la guerra el público quería creer a Bush, dijo McQuillen. Pero la confianza en la administración ha bajado y sigue bajando dijo ella.

Esta semana 27 legisladores adicionales en el Congreso firmaron para apoyar el proyecto de ley HR-2625. Esta legislación fue introducida por el congresista demócrata por California, Henry Waxman, y busca una investigación independiente de las afirmaciones de la administración Bush sobre las alegadas armas de destrucción masiva. El proyecto está apoyado por 52 congresistas.

En el Congreso, el senador Pat Roberts, republicano por Kansas y presidente de la Comisión del Senado sobre Inteligencia, aceptó que se tendrá que hacer vistas públicas después de escuchar testimonio a puerta cerrada del director de la CIA George Tenet.

Mientras tanto, la Casa Blanca continúa el echarle la culpa a la CIA y al Consejo de Seguridad Nacional diciendo que son los responsable por los “errores”. Pero más y más preguntas sobre las razones de la administración por la guerra y el precio de $4 mil millones mensual por la ocupación han forzado a la Casa Blanca a hacer público unos documentos que anteriormente eran secreto. Pero estos esfuerzos para tratar de convencer a la gente de su posición solo ha servido para provocar más preguntas.

Hany Khalil, un organizador de Unidos por la Paz y la Justicia, una coalición nacional de más de 600 grupos le dijo a Nuestro Mundo, “Oficiales de la CIA, el Consejo de Seguridad Nacional y el departamento de Estado están documentando lentamente las mentiras que Bush dijo para llevarnos a la guerra. Necesitamos vistas públicas, abiertas, televisadas y amplias en lo que tratan sobre las mentiras que nos dijeron para engañar al público estadounidense para que apoyen a la guerra”.

Por lo tanto, la administración Bush argumenta que el uso de evidencia falsa no es importante. McQuillan lo contradice diciendo, “No podemos hablar de qué pasa ahora sin entender … como llegamos a la guerra sin tener claridad”. Ella dijo que los congresistas “que tenían preguntas pero todavía votaron para autorizar esta guerra” tienen una responsabilidad específica de seguir con esas preguntas.

La Casa Blanca, el Comité Nacional Republicano, y el Pentágono han tratado de silenciar toda oposición. Un reportero del Noticiero ABC de televisión que citó las palabras de tropas norteamericanas en Irak cuestionando la política de la administración Bush se convirtió en un blanco de los ataques de la ultraderecha que están usando el hecho de que él es homosexual y canadiense para que duden de su credibilidad. Cathie Levine, portavoz de ABC, respondió, “Es desafortunado que cuando gente se sienten heridos por el reportaje veraz tratan de matar al mensajero”.

Caroline Hunter, abogada del Comité Nacional Republicano, envió una carta amenazante a una estación de televisión en Madison, Wisconsin, por presentar un anuncio pagado por el Comité Nacional Demócrata buscando el apoyo público en favor de una investigación independiente. La carta insinúa que puede que la Comisión Federal de Comunicaciones revoque la licencia de transmitir de la estación. Comprometiéndose a luchar, el Comité Nacional Demócrata anunció que va aumentar el uso de tal anuncios.

El congresista Waxman y otros hicieron énfasis en la necesidad de acción de base, incluyendo hablando con amistades y familiares, cartas a los periódicos, y llamar a los oficiales electos. “Una gran parte del problema a que se enfrentan los demócratas es que el público no le está haciendo caso”, dijo Waxman. “Están adoptando políticas descaradas, pero la gente no lo nota porque no le están prestando atención. Básicamente, la administración Bush está apostando en una amplia apatía como parte principal de su estrategia electoral. Los esfuerzos de base pueden hacer la diferencia aquí”.

Sherrod Brown, congresista demócrata por Ohio, tiene 2.300 cartas de sus constituyentes sobre como la administración Bush manipuló el caso en favor de la guerra. Khalil le dijo a Nuestro Mundo, “La gente están cobrando energía otra vez. Cada día más y más gente están llamándonos, enviándonos correo electrónico, y llegando a nuestras oficinas pidiéndonos que tomemos acción contra la guerra y que desenmascaremos las mentiras que Bush usó para manufacturar apoyo popular para la invasión de Irak y para empezar el fin de la ocupación”.

Comments

comments

MOST POPULAR

Sorry. No data so far.