Campeones de energía limpia
Los protagonistas del cortometraje bilingüe “Campeones de Energía Limpia” presentan las abrumadoras ventajas de la energía limpia y renovable frente al bombardeo diario de la contaminación de combustibles fósiles.

A millones de hispanos nos hace falta un salvador soplo de aire fresco, más que nunca. Y California, con 14 millones de hispanos, es el estado que más lo necesita, según el reporte “Estado del Aire” de la Asociación Pulmonar Americana (APA).

El informe indica que muchas de las ciudades estudiadas —incluyendo Los Angeles, San Diego, San Francisco y Nueva York— igualaron o rompieron sus récords de suciedad del aire. También subraya que la crisis climática está haciendo “más difícil proteger la salud pública”.

Esta asfixiante realidad necesita urgentemente a héroes comunitarios como los protagonistas del cortometraje bilingüe “Campeones de Energía Limpia”. En la pieza, filmada en Tucson, Arizona, el maestro de escuela Oscar Medina y el técnico de energía solar Sal Amador presentan las abrumadoras ventajas de la energía limpia y renovable frente al bombardeo diario de la contaminación de combustibles fósiles.

“La verdad es que tenemos que hacer más para traer la energía limpia y renovable a la gente que más lo necesita”, dice Amador. “Por eso es que estoy aquí, este es mi destino. Quiero traer tecnología de energía limpia a mi gente”.

South Tucson sufre desproporcionadamente las consecuencias de este bombardeo al contener todos los grandes focos de contaminación del área, incluyendo una planta de combustión de gas, una gran autopista y un lugar designado como supertóxico.

“Nos estamos educando cada vez más sobre las viejas industrias que dañan a nuestras familias y nuestros hijos”, indica Medina. “Creo que es de sentido común hacer lo saludable y correcto. Sabemos que el cambio climático no se va y debemos construir comunidades que sean más resilientes”.

South Tucson es un ejemplo más de las incontables comunidades hispanas de todo el país impactadas por este abuso. Pero ahora cuentan con una esperanzadora alternativa —las nuevas y renovables fuentes de energía limpia, como la solar y la eólica, que combaten la contaminación tóxica, y crean empleos bien pagados para hispanos de todo el país.

Y pese a la administración más hostil contra el medio ambiente y la lucha climática de la historia, las buenas noticias en este frente abundan. En abril, por primera vez, la generación de energía limpia superó a la procedente del carbón en Estados Unidos, algo totalmente impensable hace solo cinco años.

Según un estudio de la firma Energy Innovation, es más barato clausurar casi todas las plantas carboneras del país y sustituirlas con fuentes limpias, como la solar y la eólica que sigan en funcionamiento.

El avance es mundial. La Agencia Internacional de Energía Renovable (AIER) informa que gracias al abaratamiento y mejoras técnicas, en 2018 un tercio de toda la capacidad energética del mundo provino de fuentes renovables y que el 84% del crecimiento se debió fundamentalmente a instalaciones solares y eólicas. Asimismo, en un estudio separado, AIER predice que gracias precisamente al espectacular avance tecnológico, la energía limpia y renovable ahorraría al mundo unos $160 billones (trillions en inglés) en los próximos 30 años, lo cual nos permitiría evitar las peores consecuencias de la crisis climática.

Como dice Medina, “Las soluciones están aquí, las tecnologías están aquí, y creo que las familias hispanas van a exigir más y más energía renovable”.

Porque es justo y necesario.

Versión completa bilingüe disponible aquí.

(Subtítulos en español disponibles en “Settings”)

Sierra Club


CONTRIBUTOR

Javier Sierra
Javier Sierra

Javier Sierra es un columnista del Sierra Club.

Comments

comments

MOST POPULAR