AFSCME califica de ‘inhumana’ la política de Trump
En esta foto de archivo del 1 de junio de 2018, los niños sostienen carteles durante una manifestación frente a las oficinas de Inmigración y Control de Aduanas en Miramar, Florida. AP Foto | Wilfredo Lee

AFSCME puso una queja ante el Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos en respuesta a la política inhumana del Presidente Donald Trump de separar a los hijos de sus padres en la frontera de México con Estados Unidos.

“Esta política inhumana es una cruel alternativa que no nos da seguridad, ni nos hace grandes”, afirmó el Presidente Lee Saunders. “No hay ninguna ley que requiera traumatizar a los niños, sólo la prerrogativa de este presidente”.

La queja, firmada conjuntamente por AFSCME y nuestros socios en el movimiento laboral, líderes religiosos y organizaciones comunitarias, resalta violaciones a la Convención de las Naciones Unidas contra la tortura, la Declaración Universal de los Derechos Humanos, y el Pacto Internacional de Derechos Civiles y Políticos. También advierte sobre el “daño serio y potencialmente irreparable a los niños y padres”.

“Los padres y niños que están siendo desgarrados en muchos casos no saben dónde encontrarse o cuándo volverán a reunirse”, afirma la queja.

El gobierno no les “provee a los padres información sobre la ubicación de sus hijos después de su separación”, dice la queja. “Los niños en custodia, por su parte, no reciben información sobre la ubicación de sus padres después de su separación. Con frecuencia no existe comunicación entre los padres y sus hijos en custodia en Estados Unidos después de su separación, lo cual agrava aún más el estrés y el trauma”.

La crisis en la frontera es el resultado de la política de “cero tolerancia” de la administración Trump en la aplicación de las leyes migratorias, lo cual Trump parece estar usando como elemento político útil para negociar. A pesar de los llamados fuertes y bipartidistas de acabar con esta política, la administración Trump parece decidida a causar más daño a niños inocentes.

Los miembros de AFSCME son trabajadores del servicio público que ponen a sus comunidades, incluyendo a nuestros hijos e hijas, por encima de sí mismos. Es por ello que ahora levantamos nuestras voces.

“Los miembros de AFSCME hacen del cuidado de familias y comunidades el trabajo de sus vidas”, dijo el Presidente Saunders. “Desde los trabajadores sociales y las enfermeras hasta los conductores de autobuses y los técnicos de emergencia, los trabajadores del servicio público no eligen sus profesiones sólo para mantener a sus familias sino para cuidar de todos los niños y niñas y de todas las familias. Al igual que la gran mayoría de los estadounidenses, estamos horrorizados por la política inmoral de la administración Trump de separar forzosamente a niños inocentes de sus padres en la frontera. Como padres, trabajadores del servicio público y ciudadanos estadounidenses, no podemos soportar ver estas injusticias llevadas a cabo en nuestro nombre”.

AFSCME


CONTRIBUTOR

Comments

comments

MOST POPULAR